Pensamientos de paz

Pensamientos de paz

Los buenos planes de Dios para su pueblo, un pueblo que le busque de todo corazón y le obedezca.

«Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.»  Jeremías 29:11 

El profeta Jeremías escribe una carta a los exiliados en Babilonia, donde les aguarda una larga estancia hasta que se cumplan los setenta años de castigo al pueblo de Judá y el Señor en su misericordia los haga volver. Este exilio forma parte de los planes de Dios para que lo busquen de todo corazón, para que se arrepientan y regresen a su Dios, como vemos en Deuteronomio 30 estas son las condiciones del Señor para la restauración y la bendición a su pueblo rebelde.

Pero los planes del Señor para los exiliados no son de sufrimiento de calamidades o males, sino de una vida de paz y bienestar, aceptando el castigo del Señor en Babilonia en lugar de desesperarse al escuchar a los falsos profetas que predecían el pronto regreso y la derrota de Babilonia. El pueblo ahora debía de obedecer al Señor para tener una vida normal, edificando sus casas, cultivando sus huertos, formando familias y llevando una vida conciliadora que busque la paz y prosperidad del pueblo babilonio. Asimismo el Señor les da un mensaje de futuro y esperanza para su regreso una vez transcurra el tiempo establecido y arrepentidos de su desobediencia busquen a Dios de todo corazón (Daniel 9:1-19).

Y es que el Señor quiere lo mejor para sus hijos, que tengamos una vida plena, de paz, de amor y gozo, y para ello debemos de seguir la guía que nos ha dejado, su Palabra, pues guardando sus principios y mandamientos estaremos recorriendo el único camino de la verdadera y auténtica vida.

Por nuestra desobediencia el Señor nos advierte en numerosas ocasiones, nos muestra su misericordia cada día y todo su amor por nosotros, pero al obstinarnos en rebeldía el Señor tiene que reconducirnos hacia el camino correcto y obrar en nuestras vidas hasta que nos volvamos a Él. Aun así el Señor tiene buenos pensamientos para nosotros y palabras de esperanza.

Si el Señor por tu desobediencia te ha llevado al “exilio” donde estás pasando momentos de angustia, incertidumbre, inquietud, aflicción, momentos que estaban fuera de los planes para tu vida, si te encuentras en un vacío porque te has apartado del camino del Señor, si has escuchado sus exhortaciones y las has pasado por alto, si estás viviendo una vida alejada de los principios bíblicos, una vida en pecado, egoísta, hedonista, o tal vez hipócrita aparentando una vida en santidad consagrada a Dios cuando realmente es fingida, si es así entonces debes rectificar tu vida y en actitud de arrepentimiento buscar a Dios para volverte a Él.

A partir de hoy busca a Dios con todo tu corazón, arrepiéntete de tus rebeldías, olvídate de tus pensamientos y déjate guiar por los suyos sabiendo que el Señor tiene planes de bienestar mientras obra en tu vida.

Autor: David Ibarra
           david@laluzdelavida.com